Y comienzan los grupos de trabajo…

Con la cabeza aún a rebosar de ideas, el espíritu emocionado ante la nueva aventura y el cuerpo cargado de la energía que nos da la adrenalina de enfrentarnos a un nuevo reto, empezamos nuestra andadura.

Para algunas de nosotras será nuestra primera incursión en el mundo asociativo, otras las hay con gran experiencia… pero esa es una de las cosas que caracteriza a nuestro grupo, cómo somos capaces de unir la diversidad de pensamiento, experiencia, profesiones e ideas y sacar de ello algo no sólo de provecho para nosotras mismas, sino algo que con ilusión compartimos al mundo.

Nuestras reuniones desde luego no son la típica reunión de trabajo… una mami dando la merienda, otra revisando las tareas, otra que recibe un cariñoso beso del enano mientras que está reunida… Y mientras tanto la magia creativa surte efecto y las ideas fluyen y los puntos enlazan y el puzzle, con la suma de sinergías, alcanza su forma y se hace fuerte y estable, listo para salir.

Hemos comenzado a definir nuestra imagen y nuestra forma de presentarnos al mundo. Repartiéndonos el trabajo sabiendo aprovechar de cada una sus capacidades y aptitudes, pero sin dejar que la tarea la lleve una persona sola, para no perder esa visión tan especial de grupo que es lo que nos identifica y nos hace únicas.

Comentábamos en la reunión que estábamos dando a luz a nuestra pequeña asociación, le hemos ido dando calor, cobijo durante meses ya y haciéndola desarrollarse de una semilla pequeñita en una mente hasta convertirse en una suma de miembros, cada uno con su importancia y su función. Preparándola con cariño para enfrentarla al mundo, para darla a conocer.

Pero seguiremos llevándola de la mano, ahora tan solo la hemos “parido” hemos hecho una vez más la magia de crear algo donde antes no había nada. Ahora haremos de nuevo la magia de criarlo, acunarlo…

Acompañarlo en el camino de su crecimiento y desarrollo, pisando fuerte, pisando con calma y templanza, con experiencia, con seguridad y con humildad, a paso de madre…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *